649 542 753 (Andrea) eltatanet.info@gmail.com

TESTIMONIS

Desde el primer momento que vimos el proyecto del Tatanet percibimos una atención especial a las necesidades emocionales de los niños tanto desde un punto de vista sistémico como desde la particularidad de cada niño. Este proyecto es especial porque acompañan no solo al niño a crecer y conectar con sus emociones, sino también a la familia a poder acompañar mejor a sus hijos. Sentimos profunda gratitud y cariño por este proyecto y sus acompañantes, siempre los llevaremos en nuestro corazón.
Vam tenir la sort de poder portar al Leo durant 3 meravellosos anys al Tatanet. Molt agraïdes durant tot aquest temps pel tracte, la mirada, l’acompanyament respectuós i amb molt amor que van tenir amb el nostre fill. Només tenim paraules d’agraïment profund i desitgem amb tot el cor que d’altres famílies ho puguin gaudir per molts anys més! Gràcies Tatanet!!
Hugo y Léa estuvieron en el Tatanet un solo curso y nos hubiera encantado haberlo encontrado antes. Para nosotros fue muy especial el tiempo que compartimos en este espacio, como familia y sobre todo para los peques. Se siente el cuidado y el respeto hacia los niños, sus tiempos y procesos. Los acompañantes se preocupan mucho en lograr un vínculo con los niños y a través de esa confianza, lograr que aprendan a sentirse seguros y manejar sus emociones. No puedo imaginar un equipo mejor 💜 Les estaremos siempre agradecidos.
Per a nosaltres, formar part del tatanet va ser una experiència transformadora.. Sabíem que deixàvem a la nostra filla Èlia en bones mans i que les seves necessitats serien respectades i acompanyades, però més enllà d’això, com a família vam sentir-nos acompanyats en tot moment i vam enriquir-nos de la mirada i criteri dels acompanyants. La seva manera d’estar i fer, sempre coherent i acollidora, ens va permetre fer una reflexió profunda de molts aspectes (del món educatiu i criança i més enllà), i encara ara ens serveixen i recordem les seves paraules. Formar part d’un projecte auto-gestionat és intens i vol molta energia, però s’ho val, sobretot perquè fomenta la relació entre famílies i la vivència de participar i co-crear un projecte on fer créixer la teva criatura. El Tatanet, a més, promou una bona dosi d’aire lliure i natura, i això, a Barcelona, és un privilegi. Per part nostre, sentim sobretot agraïment, i també, perquè no dir-ho, certa nostàlgia d’aquells dies.
Llegamos al Tatanet buscando una forma diferente de entender la educación después de probar durante un periodo de adaptación en una escuela convencional. En el Tatanet encontramos esa otra mirada. Durante los casi cuatro años que nuestro hijo Unai asistió, nunca pidió quedarse en casa. Todo lo contrario, siempre estuvo muy feliz de ir al Tatanet.  En esos años fue acompañado con respeto y amor por unos educadores maravillosos, con una gran sensibilidad y entregados a un proyecto pedagògico muy cuidado. Como familia fue también una gran experiencia y todo un aprendizaje, involucrarnos y trabajar comunitariamente en la idea compartida de escuela que queríamos para nuestros hijos. Fue emocionante cuando familias y educadores conseguimos transformar (trabajando con nuestras propias manos y muy pocos recursos) el actual local, que se encontraba en estado de abandono, en un espacio precioso y acogedor. En el Tatanet hemos encontrado además a familias que hoy son buenos amigos, personas conscientes y comprometidas con la educación de sus hijos. El Tatanet es un proyecto increible, construido con mucho amor, que va siendo enriquecido con cada persona que pasa por él. Todo nuestro agradecimiento a este proyecto.